Madrid

El enemigo invisible (parte I)

Estamos confinados. Y el enemigo invisible es el que nos obliga a estar encerrados con la incerteza de no saber cuándo acabará ni que va a pasar después. A día de hoy todavía nos quedan como mínimo 3 semanas dentro de las mismas cuatro paredes, sin poder llevar una vida a la que estábamos acostumbrados.

 

Nadie podía imaginarse a los extremos a los que hemos llegado. Es una prueba de la naturaleza a la humanidad y a los dirigentes a nivel mundial. Y en estos días de tanta reflexión interna seguramente cambiaremos nuestros valores o todavía apreciaremos más los que ya tenemos.

 

Como si de una guerra se tratara, aunque la mayoría de nosotros no ha vivido ninguna, nos hablan de vencer al enemigo. Un enemigo que no vemos, pero que está en todas partes y vive varios días en el cartón, el aluminio, los plásticos. Y la única manera de que no se propague es la limpieza continua, la desinfección de todo lo que cogemos y la precaución en no tocarte la nariz, ojos o boca sin antes haberte lavado bien las manos (siguiendo los miles de tutoriales que han aparecido).

 

Yo soy de los que ve siempre el vaso medio lleno, positivo por naturaleza, a veces en exceso, y pienso que debemos sacar nuestras conclusiones para dar la seguridad, una vez se vuelva a la normalidad, que nuestros Hoteles y Restaurantes cumplen con todas las medidas de higiene.

 

En el blog#1  ya os hablaba sobre los secretos para que un cliente repita en un restaurante y en el punto 3 os indicaba:

Restaurante Mirabé Barcelona

El espacio, la iluminación, la separación entre mesas, la limpieza.

 

Cuando la situación se normalice tened esto en cuenta, distancia entre mesas y mucha limpieza.

 

En el blog#3 , una vez más os insistía, pero esta vez refiriéndome a la cocina y no a la sala:

Restaurante Mr Kao Barcelona

Para lograr destacar en cualquier ámbito y, centrándonos en el mundo gastronómico, debemos aplicar estas lecciones:

En cocina a mantener siempre la limpieza como algo esencial, en comprar los mejores productos y en intentar mejorar los platos cada día.

 

Debemos mentalizarnos que el cliente va a ser más exigente a partir de ahora y si queremos adaptarnos y dar garantías debemos cumplir estos y otros requisitos que iré explicando en próximas entradas.

Comments are closed.