taller Pinocho

Las cartas que entraron a un taller y salieron hechas artesanía

Seguro que ya habéis adivinado de qué cuento es la foto de la cabecera.

Al final del blog os dejo una fragmento del mismo que os hará pensar.

 

Cuando empecé a descubrir las posibilidades de la creatividad en las cartas de restaurantes, mi cabeza explosionó de emoción. Quería probar combinaciones de diferentes materiales, acabados, jugar con colores, stampings en seco, brillos, mates, soft touch y múltiples técnicas que no descansaban en mi interior.

A finales de 2017, como si de un regalo de Navidad se tratara, se me presentó una oportunidad única: realizar una serie de maquetas para Palladium Hotel Group.

 

En este proyecto podía fabricar cartas de restaurantes originales, creativas, con diferentes materiales y comprobar su funcionalidad. Y lo conseguimos, los resultados fueron espectaculares:

 

carta restaurantes La Paisana

Para la carta de La Paisana combinamos madera impresa con una malla de alambre y en el interior un bolsillo para la carta.

 

carta restaurante Portofino

Para la carta de Portofino hicimos un packaging que simulaba una caja de spaguettis con una ventana que permitía ver el interior. En él la carta estaba forrada con pasta de spaguetti reales.

 

carta restaurante Bhogali

La carta de Bhogali combinaba 3 materiales, cartón forrado, madera grabada láser y la carta impresa en papel estucado mate.

 

carta restaurante El Dorado

En la carta de El Dorado conseguimos simular las puertas de las cantinas del Oeste americano con unas bisagras y la madera cortada en láser con la forma exacta.

 

 

¿Qué más podemos pedir si conseguimos hacer realidad los sueños de nuestros clientes?

En Cartas Restaurantes tenemos un taller donde realizamos nuestros trabajos y un grupo de profesionales dispuestos a trabajar día y noche para llegar al resultado final.

Sueña, imagina, pide tu deseo y lo haremos realidad.

 

 

Y ahora lo prometido al inicio, un fragmento del cuento de Pinocho, una conversación entre Geppeto y Pinocho:

– Deberás distinguir entre el bien y el mal.

– ¿Bien y el mal? ¿Y cómo sabré?

– Tu conciencia te lo dirá.

– ¿Qué es conciencia?

– ¿Qué es conciencia? Te lo diré. La conciencia es esa débil voz interior que nadie escucha, por eso el mundo anda tan mal.

 

Y aquí mi consejo:

“Deja a tu conciencia ser tu guía”.

 

 

 

 

 

 

 

Comments are closed.