agua

Ajo y agua y si te picas ajos comes

¿Cuántas veces habremos oído en nuestra vida estas dos expresiones en situaciones en las que, por mucho empeño que pongamos, la cosa ya no tiene remedio, “ajo y agua“, o si nos molestamos por algo, peor para ti, “si te picas ajos comes”?

Seguramente muchiiiisimas, y quizás nos hayamos preguntado porqué se asocian estos dos alimentos para hacer alusión a cosas negativas para uno mismo. Pues ellos no tienen ninguna culpa. Ajo y agua proviene de “a joderse y aguantarse”, que, al ser malsonante, en algún momento se abrevió. Al comer ajo la boca se te queda picando y seguidamente solemos beber agua, algo absolutamente razonable.

En fin, percatándome de que creo que soy mas de cocina sana que filósofa, prefiero destacar algunos beneficios nutricionales del AJO y del AGUA.

AJO

–          Alimento vasodilatador.

–          Mejora la circulación de la sangre.

–          Es bueno para el hígado.

–          Ayuda en resfriados y afecciones pulmonares.

–          Baja el colesterol.

–          Cuida y respeta nuestro aparato digestivo.

 

Y muchas cosas más de las que podéis informaros. También hay que tener cuenta que hay personas que son alérgicas a él, por lo tanto mucho cuidado.

 

AGUA

Por todos es sobradamente conocida la importancia del agua en nuestras vidas y, aunque sus beneficios son muchos, sólo voy a nombrar los cinco que para mí son los más destacados:

–          Buena para hidratar.

–          Ayuda a la digestión y el estreñimiento.

–          Nos regula la temperatura del cuerpo.

–          Evita los dolores de cabeza.

–          Nos ayuda a mantener la belleza de la piel.

 

Y para terminar, desearle larga vida al AJO y que nunca nos falte el AGUA.

 

 

 

 

Comments are closed.